Las energías renovables

imagen logo energia

Biomasa

Información general

La biomasa es un combustible de origen principalmente forestal, que se destina a la producción de energía térmica mediante su combustión en calderas, estufas o chimeneas. En grandes centrales, puede también usarse para la producción eléctrica mediante turbinas clásicas o cogeneración.

A diferencia de otros combustibles de origen fósil como el petróleo, el gas y sus derivados, la biomasa es un combustible renovable porque su balance de dióxido de carbono (CO2) es neutro. Esto significa que el CO2 que se libera a la atmósfera después del proceso de combustión es el mismo que previamente han fijado los árboles para producir la madera. Este ciclo se puede observar en la siguiente ilustración:

imagen Información general

Tipos de sistemas y elementos característicos

A- Calderas para calefacción y ACS:

Son calderas que pueden sustituir un sistema de calefacción por gas o gasoil o complementarlo mediante un sistema mixto.

  • Caldera
  • Depósito de inercia
  • Radiadores / suelo radiante
  • Silo de almacenamiento
  • Mecanismo de transporte del combustible (sistema mecánico, tornillo sinfín o neumático)

B- Chimeneas de alto rendimiento y estufas:

Son sistemas de calefacción más económicos y recomendables en zonas mediterráneas donde el invierno es más corto. En zonas frías se pueden usar para espacios reducidos o como sistema complementario.

  • Chimeneas cerradas de leña / estufas de pélets o leña
  • Sistema de calefacción por aire
  • Sistema de calefacción hidráulico (acoplado a sistema de radiadores)

La Biomasa y sus usos

El uso más extendido de la biomasa es la producción de energía térmica para calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). Actualmente, existen gran cantidad de marcas y modelos de calderas y estufas dotadas de la última tecnología para todo tipo de viviendas y locales. Además, la creciente oferta de biomasa hace muy competitiva y recomendable una instalación de este tipo, en especial, para el usuario que disponga de una fuente de subministro próxima a su instalación. En estos casos, el precio de mercado resulta muy inferior respecto al de otros combustibles fósiles, además de resultar una alternativa sostenible para el medio ambiente. 

Si quieres saber más sobre diferentes aspectos técnicos y normativos de la biomasa puedes ampliar esta información en la publicación “Biomasa: Edificios” del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE)”, consultable en el siguiente link:

Biomasa: edificios - IDAE

¿Qué podemos encontrar en el mercado?

  • imagen Pellet

    Pellet

    Es madera triturada, secada y comprimida en forma de gránulos cilíndricos. Se utilizan normalmente como combustible en pequeñas y medianas instalaciones.

  • imagen Astillas

    Astillas

    Son partículas de madera obtenidas mediante en un proceso de trituración. Se utilizan normalmente como combustible en instalaciones medianas y grandes.

  • imagen Leña

    Leña

    Es la forma tradicional de utilizar la biomasa forestal. Se trata de troncos troceados al tamaño adecuado para su uso en calderas, estufas y chimeneas.

  • imagen Briquetas

    Briquetas

    Es madera, triturada, secada y compactada en forma de cilindros con un tamaño muy superior al del pellet. Se utilizan normalmente como combustible en instalaciones medianas, aunque su uso es menor.