Las energías renovables

imagen logo energia

Solar térmica

Información general

Los aprovechamientos de la energía solar para uso térmico pueden realizarse mediante sistemas que trabajan a baja, media o alta temperatura. Para uso doméstico, el uso más frecuente es a baja temperatura (hasta en torno a 100º).

En esta guía básica nos centramos en explicar el uso de la energía solar térmica para Agua Caliente Sanitaria (ACS). Es el tipo de instalación más frecuente a nivel doméstico, ya que es una instalación de poca complejidad y de precio asequible. 

Las instalaciones solares térmicas que generan ACS funcionan normalmente como soporte a un sistema de generación de ACS convencional. En ciertas ocasiones, si la vivienda es pequeña pueden llegar a cubrir el 100% de las necesidades. 

imagen Información general

Elementos característicos de una instalación solar térmica para producción de ACS

  • Captadores solares
  • Sistema de distribución
  • Depósito acumulador 
  • Sistema auxiliar o de apoyo convencional

Que tipos de sistemas puedo encontrar en el mercado:

En función del tipo de circulación del fluido en el circuito cerrado, los sistemas pueden ser de circulación natural o circulación forzada:

  • Circulación natural: sistemas termosifónicos.
    • El depósito de almacenamiento se sitúa por encima de los captadores para permitir la circulación del fluido por diferencia de temperatura.
    • Son los sistemas más económicos y de simple instalación, aunque estéticamente no se puede lograr una buena integración arquitectónica ya que el acumulador se sitúa encima del tejado. No necesitan de conexión eléctrica puesto que no tienen bomba, pueden tener un rendimiento un poco menor que los de circulación forzada.

 

  • Circulación forzada:
    • El intercambiador puede estar a una altura inferior a la de los captadores. Se tiene un control más preciso de la regulación del movimiento del fluido portante del calor, pero por contra requieren conexión eléctrica y regulación de la bomba.
    • Son sistemas un poco más complejos que los de circulación natural pero permiten realizar instalaciones a medida para todo tipo de viviendas y edificios. Se puede lograr una gran integración arquitectónica.

 

La energía solar térmica y sus usos:

Las principales aplicaciones solares a baja temperatura son las siguientes:

  • Producción de agua caliente sanitaria (ACS)
  • Apoyo a un sistema de calefacción convencional
  • Climatización de piscinas.
  • Otras aplicaciones no tan usuales como la producción de frío

Los sistemas de producción de ACS son los más frecuentes en instalaciones domesticas, ya que son instalaciones de poca complejidad y de precio asequible.

Si quieres saber más sobre otros tipos de instalaciones solares térmicas puedes ampliar esta información en la publicación siguiente:

Manuales de energías renovables: Energía solar térmica (IDAE)